Historia

[slideshow_deploy id=’1617’]

Nuestros primeros contactos con los Setters vienen de muchos años atrás. Hacia los años 80 llego a nuestra casa una Setter, “Dick”, con la que cazabamos la Becada y, al mismo tiempo, nuestro amigo Gaspar tenia otros dos Setter, Otelo y Tosca, con los que cazaba codorniz y perdiz en Castilla y la Becada en Euskadi.

 Eran unos buenos perros de caza, en cambio los intentos de reproducir con ellos fueron nefastos. Aquí empieza nuestra trayectoria en la búsqueda de orígenes para la reproducción con éxito, que nos ha llevado al momento actual.

 En 1983 compramos nuestra primera Setter con pedigree, una excelente cazadora, por cierto, y comenzamos a realizar cruces con perros cazadores. Los resultados son buenos pero cuando realmente fuimos mejorando fue al conocer el mundo de la competición y sobretodo Italia, la cuna del Setter moderno. Aquí realizamos el primer cruce con Decor Lot e importamos un perro hijo de Roval Mozart : “Roval Turbie”. Con esto llegamos a dos conclusiones que, ciertas o no, nos han valido para lo que es hoy en día el Afijo EUSKITZE.

En cuanto a la cría, el tipo de perros que nacen presentan unas notables cualidades, la clase mejora, están más cercanos a los estándares de la raza y aparecen características de resistencia, nariz etc., que no conocíamos, pero todavía falta mucho. Ciertamente conseguimos buenos perros, pero hay demasiada variabilidad. Gracias a Roval Turbie conocemos la caza de la Becada con mentalidad de Gran Busca, estas dos cosas hacen que lleguemos a unas conclusiones: que la caza que más se parece a la “Gran Busca” es la Caza de la Becada y que los grandes perros surgen de los campeones de la Gran Busca , y que ésta es la única manera de mejorar la raza.

Otra mejora destacable fue la importación, de Italia, de un perro joven para la modalidad de Gran Busca “Poldo”, un perro que hizo excelentes resultados en la competición.

 El siguiente paso fue importar un perro joven con posibilidades de competir en la Gran Busca: “Tito”, esta ha sido la decisión que nos ha hecho dar un salto cualitativo mayor. Un gran perro, con una altísima clase, pero sobretodo ha mejorado los setters que actualmente tenemos. De esta manera la calidad de nuestros ejemplares ha mejorado extraordinariamente: Carácter, afición, físicos, actitud con la caza, etc.

La búsqueda de la perfección en la cría nos hace buscar grandes perras de caza, sobre todo en becada, realizando una selección muy rigurosa en cuanto a las características de la raza: Neska –hija de Euskitze Danba-, Euskitze Kati, Euskitze Roca, Euskitze Regata, Euskitze Belarra, Euskitze Cossa, Euskitze Donna, Euskitze Dina, Euskitze Frechia, son un fiel reflejo de ello.

Esta constante búsqueda hace que nazca un gran perro en nuestro afijo “Euskitze As”. Uno de los perros más laureados en Europa. Destacado por su mentalidad, estilo y capacidad de encontrar caza. Y una perra Euskitze Cossa excepcional estilista.

Por último, cabe destacar algunos de nuestros mejores perros de caza que han sido reconocidos por tener una morfología sobresaliente, perros como Euskitze Bull, ganador de la monográfica del setter inglés de 2008, Euskitze Egon, ganador de la clase intermedia machos en la monográfica de 2007 y RCAC en la XXVII Exposición Internacional de la RSCE, en Guipuzcoa, y Euskitze Rugby ganador de la monográfica del setter inglés en el año 2004, gran cazador de becadas y que está transmitiendo esas cualidades a su descendencia.

Todo esto lo empezamos Roberto Guenaga, Gaspar Ibarluzea y Tomas Guenaga. En 2004, después de cazar juntos, ver el tipo de perros que estábamos criando y gustarles el proyecto, se unieron Luis Aizpurua y Iosu Loiola.

Actualmente, en el 2014,  los que seguimos con Setter Euskitze somos Roberto Guenaga, Josu Loiola, Gaspar Ibarluzea  y Tomas Guenaga. Con la colaboración de otra gente, que nos ayuda a seleccionar en la caza salvaje, ejemplares interesantes. Para el objetivo de la búsqueda de la excelencia.

Esperamos que la gente que utiliza los perros que criamos los disfruten tanto como nosotros.